Guerra de gérmenes

.:: Iglesia del mensaje de la hora ::. Barquisimeto, Edo. Lara - Venezuela

Guerra de gérmenes

8 abril, 2020 La Palabra hoy Noticias 0
Germenes

42…Déjeme pasar algo, aquí rápidamente, ya que nuestro tiempo se acaba. Escuche, ¿sabía Ud. que la Biblia predice que en los últimos días habrá una guerra de gérmenes? ¿Que las enfermedades estallarán sobre la gente y caerán sobre aquellos sin el bautismo del Espíritu Santo? Pero con el Ángel o quien estaba a cargo de estas plagas se le dio la orden de no tocar a nadie sobre quién estuviera el sello. ¿Por qué, cuánto, qué clase de maestros tenemos que ser, hermanos, para que la iglesia esté en esa condición? Inmune.
Ahora me duelen los brazos, en donde los médicos me pincharon con agujas, para tratar de inocularme de la fiebre amarilla y demás. Les dije que no lo necesitaba. Pero no me escucharon. Pero le diré lo que Dios va a hacer. Dios tiene un suero, y se llama el Espíritu Santo. Y cuando ese suero entre, le inoculará. Aleluya. En los últimos días…

43 Recuerdo una vez durante la inundación del 37; todos tenían que recibir inyecciones de tifoidea. Y así, me estaba escapando de la mía. Yo era un liniero, así que yo estaba fuera y me escapé. Un sujeto se me acercó y dijo: «¿Ya recibiste tu inyección?»
Le dije: «Oh, sí. Tengo la mía».
Él dijo: «Lo hiciste». Dijo: «¿Te enfermó?»
Le dije: «Oh, no». Le dije: «No, seguro que no».
Él dijo: «¿Cuándo te inyectaron?»
Le dije: «Oh, hace unos tres años».
«¿Tres años?» Él dijo: «Bueno, deberías inyectarte otra».
Le dije: «Recibo uno cada hora». Hermano yo… Muy bien. Solo me estaba dirigiendo a él.

44 Pero mire, amigo, la hora está viniendo, aquella cuando hay un levantamiento de una iglesia. Si no podemos tener fe para la sanación divina, ¿cómo vamos a tener para el rapto? Tenemos que movernos, amigo. Tenemos que salir de esta vieja y lenta condición de iglesia en la que estamos. Salga. Láncese. Corte las amarras y salga a un lugar donde Ud. pierda todos los sentidos del miedo y la duda, allá donde todo sea posible, hermano, tan libre como sea posible. Ud. tiene su vela puesta hacia el cielo, y nada le puede mover de ninguna manera. Ud. se ha ido por esa vía; eso es todo. Nada puede hacerle daño.

(54-0719A) La Manera Provista por Dios de Sanidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *