Seremos Transformados

.:: Iglesia del mensaje de la hora ::. Barquisimeto, Edo. Lara - Venezuela

Seremos Transformados

22 abril, 2020 La Palabra hoy Noticias 0
Seremos Transformados

70 Uno comienza su Vida Eterna aquí mismo en el altar. Aquí es donde uno comienza la Eternidad. ¡Oh! Aquí mismo comienza uno la Vida Eterna. Entonces uno nace de nuevo, un hijo de Dios. Y luego cuando uno muere, uno empieza… Cuando su muerte lo toca en este cuerpo y el corazón cesa de latir, y las ruedas mortales comienzan a detenerse, esa sombrita que era una sombra de la sombra, en un segundo llega a ser una sombra de la sombra, luego el siguiente llega a ser la sombra, luego el siguiente llega a ser un chorrito, luego el siguiente llega a ser un riachuelo, luego el siguiente llega a ser un río, y el siguiente llega a ser el océano, y después de un rato Ud. está parado en presencia de sus amados parados allá, vestidos en los vestuarios de un cuerpo celestial, que se conocen el uno al otro, se aman el uno al otro, uno ha vuelto a ser un joven y una jovencita otra vez. Exactamente correcto. Espera allá hasta la venida del Señor Jesús. Y algún día ese cuerpo glorificado de Su … Ahora recuerden, ese es un cuerpo celestial, no uno glorificado, un cuerpo celestial. Y algún día ese cuerpo celestial dejará el Cielo con Jesús.

71 «Porque os digo esto», Segunda de Tesalonicenses, el capítulo 5, o Primera de Tesalonicenses, capítulo 5, el uno o el otro, «os digo a vosotros, tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Cristo murió y resucitó al tercer día, así traerá Dios con Cristo a los que durmieron en El. Por lo cual os decimos esto por los mandamientos del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor no precederemos o impediremos», (la mejor palabra), «impediremos a los que durmieron. Porque se tocará la trompeta del Señor, y los muertos en Cristo resucitarán primero». Estos cuerpos celestiales descienden y se visten de cuerpos terrenales glorificados. «Y nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos transformados en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, y seremos arrebatados juntamente con ellos, para recibir al Señor en el aire».

(60-0518) Adopción (Parte 2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *